GISELLE FERNANDEZ, LA PERIODISTA MEXICANA MAS FAMOSA EN NETWORKS USA

View Gallery
9 Photos
GISELLE FERNANDEZ, LA PERIODISTA MEXICANA MAS FAMOSA EN NETWORKS USA

Te presentamos a Giselle Fernández, la periodista mexicana que tiene la trayectoria más importante en la televisión estadounidense en inglés. Giselle nos recibe en su casa, junto a su hija adoptada Talei y su perrito.

GISELLE FERNANDEZ, LA PERIODISTA MEXICANA MAS FAMOSA EN NETWORKS USA

Ella fue el ancla latino en California de los Obama. Ganadora de muchos premios por su gran carrera, entre ellos varios Emmys, su vida cambió al adoptar a su hija Talei, "Mi vida antes de ella era mucho más egoista, todo giraba alrededor de mí misma y mi hija me enseña a diario el significado de lo que es el verdadero amor."

GISELLE FERNANDEZ, LA PERIODISTA MEXICANA MAS FAMOSA EN NETWORKS USA

Giselle nos dice que hay cambiar el mensaje de cómo los Latinos vendemos nuestra imagen en Estados Unidos: "Tenemos que crear nuevos líderes latinos en este país. Hemos sido muy inefectivos. Esta nación nos está contando un cuento acerca de quiénes somos y la idea se está comprando, cuando es una gran mentira y sólo sirve a un tipo de agenda política. A mi juicio, la única forma inteligente de encarar esta conversación de momento es de la mano de la economía. Solamente en los Estados Unidos, México ayuda a crear cinco millones de empleos. Nos quieren hacer creer que México depende de Estados Unidos para vivir, cuando es al revés."

GISELLE FERNANDEZ, LA PERIODISTA MEXICANA MAS FAMOSA EN NETWORKS USA

Feliz de recibirnos en su casa, Giselle contesta a nuestra pregunta acerca de cuál es el secreto para que a tanta gente le caiga tan bien Michelle Obama: "Porque es sincera y auténtica: no capitula ante nadie. No se tomó en serio las afecciones de ser una primera dama, como Jacky Kennedy, por ejemplo. No ha tratado de ser quien no es. Lo único que hizo fue quedarse junto a su hombre, apoyar en su sueño al amor de su vida y no dejó que toda esta experiencia le distrajera de eso o de ser la excelente mamá que es."

GISELLE FERNANDEZ, LA PERIODISTA MEXICANA MAS FAMOSA EN NETWORKS USA

"Me considero una persona muy espiritual. Aunque me criaron como católica, mi corazón se sintió arrastrado hacia el judaísmo cuando visité Israel en la guerra del 94. La fe de aquellas personas me cautivó. Volví, estudié judaísmo y celebré mi bar mitzvah a los cincuenta años. En lo profundo de mi corazón creo que hay un sólo Dios para todos y que, en el fondo, es el mismo. Mi filosofía de vida es lograr el mayor potencial de nuestras vidas dentro de la esencia de cada uno sin dejar que nada se interponga en el camino de alcanzar tu destino, aquello para lo que naciste... Suena fácil lo sé, pero es lo más difícil que cualquier persona puede hacer, mujeres y hombres." dice la atractiva periodista.

GISELLE FERNANDEZ, LA PERIODISTA MEXICANA MAS FAMOSA EN NETWORKS USA

La periodista latina y demócrata más pro-activa en su lucha por la comunidad hispana declara con total honestidad, al preguntarle cómo ve que Obama haya deportado más latinos que nadie: "En el 2012 fui a la Casa Blanca y le pregunté personalmente, OK, ya pasaste la reforma de la seguridad social, ¿para cuándo la migratoria? Reaccionó con mucha frustración y me dijo, “Giselle, no va a pasar… Los Republicanos no me lo van a permitir”. Me mató, sentí una decepción gigantesca como te puedes imaginar." No te pierdas la entrevista para conocer a fondo sus declaraciones.

GISELLE FERNANDEZ, LA PERIODISTA MEXICANA MAS FAMOSA EN NETWORKS USA

Una foto reciente publicada en el Washington Post de Giselle Fernandez junto a los Obamas en el Kennedy Center.

GISELLE FERNANDEZ, LA PERIODISTA MEXICANA MAS FAMOSA EN NETWORKS USA
Giselle Fernandez Mom and Daddy Blog de Los Angeles

Giselle nos habla de su pintoresca infancia en esta preciosa entrevista que no te puedes perder. Aquí una foto para el recuerdo: la boda de sus papás. El mexicano, bailaor de flamenco, José Fernandez, de sesenta años y su mamá, la neoyorkina de origen judío, Madeline Eisner, de 19. Los más de cuarenta años de diferencia de la pareja no fue un obstáculo para su amor. Giselle fue su segunda hija.

GISELLE FERNANDEZ, LA PERIODISTA MEXICANA MAS FAMOSA EN NETWORKS USA

Una vida de película, así nos lo cuenta Giselle Fernández, de corazón a corazón, en esta conversación en el jardín de su hogar. ¡Gracias Giselle! Ya sabes que aquí, en el Blog de Los Angeles, tienes tu casa. ¡Vuelve pronto!

Giselle Fernández es, posiblemente, la periodista mexicana con la trayectoria más importante en la televisión en inglés de los Estados Unidos. NBC, CBS, KTLA… A través de sus entrevistas con personajes históricos en momentos clave, ha sido ganadora de cinco premios Emmy y dos Alma Awards. Amante de la filantropía, vocera de los Obama y muy, muy inteligente, me sorprende al entrar en su sala con la mirada fija en una fuente de bellotas que tiene sobre la mesa…

Acorn… -murmura, que quiere decir bellota en inglés, y continúa hablando con la profundidad que adquiere todo lo que sale por su bocauna cosa tan pequeña con la posibilidad de convertirse en una gigantesca encina… Siempre las tengo ahí para recordarme que en nuestro ADN todos tenemos grabado un gran destino escondido que tenemos que alcanzar.”

Wow… Me sonrojo. Si ella supiera que yo estaba pensando en el jamón ibérico de bellota… ¡Esos jamones de pata negra, que los pruebas con un vinito y te quitan el sentido…! Pero carraspeo y asiento con gravedad para tratar de estar a su altura. Aunque será difícil, porque Giselle Fernández es una mujer extraordinaria en muchos sentidos. Además de ser guapísima y una excelente profesional, tiene una vida realmente digna de ser contada. Así que sentí la necesidad de presentarla en el Blog de Los Ángeles como uno de esos fabulosos personajes que viven en esta fantástica y ecléctica ciudad de L.A. Desde el peculiar matrimonio de sus padres, pasando por su particular infancia y su papel clave en la victoria de los Obama con el voto latino, no puedes dejar de leer esta entrevista hasta el final…

– Giselle… ¿Cómo puedo explicar en breves líneas a los lectores del Blog de Los Ángeles quién es Giselle Fernández?

Who am I? Exclama riendo.– Soy una persona que ha sido periodista desde que tiene memoria, una de las primeras mexicanas que trabajó para los networks americanos en varias ciudades alrededor de todo el país y como corresponsal en varios países del mundo. Pero ante todo, soy una activista en pro de la mujer latina y de mi comunidad hispana en los Estados Unidos.

– Eres el fruto de una familia de lo más original… ¿Serías tan amable de contárselo tú misma a nuestros lectores?

– Mi padre fue un bailarín muy reconocido. Mexicano, había triunfado como coreógrafo en los años treinta en Hollywood, trabajando con gente como Dolores del Río, etc. Hizo la coreografía para el American Ballet Theather en el Rainbow Room en 1936, pero regresó a México con la ilusión de crear allí su propia compañía de baile. Por otro lado, mi madre es judía, norteamericana, nació y creció en Nueva York. Cuando era jovencita, al escuchar la música ranchera por primera vez, su corazón dio un vuelco y se enamoró por completo de la cultura mexicana y del idioma español. Así que a los diecinueve años, decidió marcharse a México a estudiar. Se apuntó en la Ciudad de México a clase de flamenco, otra de sus pasiones, y así fue cómo conoció a mi padre: él era su maestro, tenía sesenta años…

– ¡Cuarenta años de diferencia! Sería un trauma para la familia de tu mamá.

– Sí, pero mamá se enamoró de su profesor y se casaron. Así que primero nació mi hermano y al poco tiempo nací yo, cerca de Las Lomas en un monasterio… Prácticamente, crecí en una escuela de flamenco durante mis primeros años de vida…

– ¿Qué recuerdas con más cariño de aquel entonces?

– Ver a mis papás dar sus clases de flamenco… Viví en México hasta los tres años. Después mis papás regresaron a Estados Unidos buscando una vida mejor… Pero mi mamá entendió que a mi papá le gustaba “zapatear” –comenta riendo- con otras alumnas, 24 hours, así que se divorció de mi papá.

– ¿De dónde salió tu inspiración para convertirte en periodista?

– Durante mi infancia en México, mi mamá estaba haciendo su investigación para sacar su PHD en Folclore Mexicano.. Amaba la llorona, toda la mitología que encierra la cultura mexicana, ¡todo! De verdad que era su pasión y lo sigue siendo hasta el día de hoy… Así que íbamos de pueblo en pueblo, con muy pocos medios en aquel entonces, sería… ¿1973? Llegábamos hasta los pueblitos más pobres y remotos, buscaba a los más ancianos de cada lugar, sacaba una grabadora de esas grandes, las antiguas, y les pedía que le contaran sus leyendas, los cuentos que habían viajado de boca en boca a través del tiempo, de generación en generación, para que no se perdieran… Allí estaba yo, con siete años, viéndolo todo. No importaba cuán pobre o humilde fuera cada ser humano, o qué diferentes fueran sus vidas de las nuestras, todo el mundo tenía una historia que contar. Cuando abrían su corazón, de pronto estas personas eran más grandes que la vida misma, verdaderos pozos de sabiduría, y en mí se despertó por siempre el querer saber la historia de cada quién… Por eso decidí ser periodista. Además, me encantaba viajar, no como turista, sino con la idea de ser parte de otras culturas. También he sentido siempre esa vocación misionera de querer salvar el mundo y esta profesión sentí que me daría esa oportunidad. El periodista, con su información, puede cambiar las percepciones de cómo las personas ven las cosas bajo la luz de la verdad.

– Tienes una mezcla increíble: mamá judía, creciste católica, viviste siempre a caballo entre las dos culturas, entre dos idiomas…

– Desde luego… Viví muchas paradojas, pero ésta era la más grande: mientras mi papá se avergonzaba de ser mexicano, decía a todos que era español y hablaba con la “Z” porque no quería que le asociaran con los indígenas de México… Ahí tenías a mi mamá, una jovencita neoyorkina de origen del este europeo, roommate de Yoko Ono, que odiaba la pretensión de la jungla de asfalto y que al toparse con México, se enamoró de corazón de la cultura y le entregó su vida a ella. En México encontró ese calor tan earthy, esa sencillez, esa honestidad, esa belleza… Su música, su idioma… Así que nací en México y me enamoré de México a través de mi madre.

– Tu mamá es un personajazo. Me encantaría conocerla. Aún será jóven, porque te tuvo al ser una niña. Por curiosidad… ¿Qué es de su vida ahora?

– Mi mamá rehizo su vida al lado del alemán Ron Teichmann, se casó con él y siguen juntos y felices. El estaba estudiando aquí su PHD en Literatura Hispana del Siglo XIX, se convirtió en catedrático de Literatura Mexicana, escribió una novela… Mi mamá le enseñó a cantar mariachi y han formado un dúo que se llama Ron y Tequila y hacen tours cantando en los restaurantes…

Jajaja… Necesito entrevistarla, por favor.

– Claro que sí… Viven medio año en México y medio año aquí. Están enamorados de la bohemia de México y cantan con las grandes leyendas del mariachi… Es triste ver como en México muchas personas se avergüenzan del riquísimo pasado de nuestro país, de nuestra historia, muchos desconocen todo acerca de nuestras raíces indígenas y si las conocen, no hablan bien de ellas o tratan de ignorarlas como si no existieran y ahí tienes a mi papás, todo el día cantando en Coyoacán, felices.

– Qué buena historia, Giselle. Yo también estoy enamorada de México. Supongo que de todas estas experiencias, te nace ese espíritu activista en pro de lo Latino en los Estados Unidos.

– Por supuesto… Cuando a veces escuchas aquí a la gente decir, que si México es pobre, que si es sucio, que si los mexicanos son perezosos… Me indigno. Están hablando de un arquetipo que alguien les enseñó o que se quedó en la superficie, algo que no es verdad, que no es lo que yo he vivido y que ODIO, sí, puedes usar la palabra ODIO. Donde hay cualquier tipo de racismo, de superioridad de cualquier cultura, de clasismo… Como periodista, siempre que he podido expongo la gran mentira detrás de esos conceptos que insultan el sentido común. Yo fui una niña inmigrante, así se lo cuento a mi hija Talei. Cuando era pequeña, vivía con mi familia muy cerca de aquí, de esta preciosa casa en la que vivimos ahora gracias a mi esfuerzo y el trabajo de muchos años. En aquel entonces, después que mi mamá se divorció, vivimos una vida muy humilde en un pequeño apartamento. Mi hermano y yo nos quedábamos solitos en casa muy a menudo, mientras mi mamá se iba a trabajar para sacarnos adelante, bien fuera dando clases de flamenco o cantando de noche en los restaurantes mexicanos. Por supuesto mi infancia ha sido el motor de todo mi interés por ayudar siempre a mi comunidad, a mis compatriotas mexicanos, a los latinos de este país. ¿Cómo podía yo usar mi voz, mi energía, mis contactos, mi poder, para hacer un cambio en la vida de los inmigrantes?

– Durante tu carrera… ¿En dónde has centrado más tus esfuerzos en pro de los latinos?

– Cada vez que viajo a México, siempre me he encontrado con las personas más generosas, cálidas, cariñosas, auténticas… No importa su nivel de vida. Eso me toca el corazón de la forma más profunda… El racismo, la discriminación… No puedo con las injusticias con las que se trata a la comunidad latina en Estados Unidos o aquí, a los mexicanos en California. Somos la espina dorsal de esta economía. California es uno de los estados más ricos del mundo gracias a los inmigrantes. Sin ellos no habría agricultura, construcción, industria hostelera, etc. Entonces, si la economía va mal… ¿la culpa es de los inmigrantes? Por supuesto que no. Siempre he sido parte activa luchando en pro de la reforma migratoria, de la igualdad y del bienestar de la comunidad latina. Siempre estoy luchando por lograr mejoras en la educación y la sanidad de nuestra comunidad hispana. Por eso también he ido modelando mi vida, de anchor en las televisiones, a producer, a consultant… Trabajo para grandes compañías americanas que quieren llevar sus negocios a México, cosa que, de un tiempo a esta parte por el nuevo gobierno, se ha hecho casi imposible. En estos momentos, estoy produciendo dos películas que apoyarán este sentimiento a favor de los latinos en Estados Unidos.

– Te he visto en muchas ocasiones muy cerca de la familia Obama. ¿Cómo nació vuestra relación?

– Cuando Barack Obama llegó a California por primera vez, la mayoría de los latinos estaban a favor de Hillary… Yo no era fan de los Clinton, no confiaba en un nuevo mandato con ese apellido. Así que fui la primera latina que apoyó a los Obama cuando llegaron. Escuché el discurso del entonces senador Obama en la convención del 2004: “No somos estados rojos ni azules, somos seres humanos unidos que podemos tener distintas opiniones siempre que las expresemos con respeto…” Él hablaba mi idioma. Creía también en la igualdad de oportunidades para las mujeres, igualdad en los salarios, en una posible reforma de sanidad y migratoria… Todo lo que decía, resonaba dentro de mí con sabor a verdad. Así que me acerqué a él y le dije: “aquí tienes a alguien que te va a ayudar con la comunidad latina.” Mucha gente me pregunta si soy de origen persa o italiana, siempre exclamo: ¡No! Soy mexicana de nacimiento y de corazón. Así que me convertí en su primera aliada latina en California.

– ¿De qué forma específica te involucraste en su campaña?

– Acogí a Michelle Obama en mi hogar, recaudé muchos fondos para su campaña, la primera y la segunda… Quería que el senador Obama saliera a la calle, que los Latinos le conocieran, le llevé al show de Piolín que era enorme en aquella época, la voz del pueblo… Yo le decía, tenemos que lograr que este país crezca, pero unidos, entre todos…

En otra ocasión, aproveché un evento benéfico para recaudar fondos en el Beverly Wilshire con Barbra Streisand para presentarle a Carlos Slim. Fue un gran momento. Subimos las escaleras y, después de hacer las presentaciones, yo pensé en dejarles solos y marcharme, pero Slim me dijo, “puedes quedarte.” Sacó un papelito de su bolsillo, donde había escrito a mano muchas de sus ideas… Me encantó su humildad. El hombre más rico del mundo, que podría haberle encargado a cualquiera que lo imprimiera… Sacó sus hojas arrancadas de un cuaderno, escritas a mano, como un niño en la escuela, cuatro páginas eran creo en total… Obama le preguntó qué sugerencias tenía para él… Yo pensé que hablaría de la reforma migratoria, de la seguridad en la frontera, del comercio entre los dos países… Pero estas fueron sus primeras palabras: “Hay algo que me tiene muy preocupado y es la pobreza… La pobreza que existe hoy en día alrededor del mundo.” Yo me quedé atónita, era lo único que no esperaba. Habló con tanto corazón, con tanto interés genuino, y créeme: soy periodista. Siempre busco el menor indicio de mentira en la persona que se sienta frente a mí… Pero no, Slim habló desde el corazón, fue sincero y fue una conversación increíble. Hablaron durante una hora. Después de aquello, continué luchando por el voto para Obama, viajando por el país y dando conferencias de lo bueno que sería para los latinos que él llegara a la Casa Blanca.

– Me lo estás poniendo muy difícil, Giselle, porque si hay algo de lo que no me gusta hablar, es de política. Pero al oírte decir eso, me mata la curiosidad y tengo que preguntarte algo… ¿Cómo te sientes al saber que Obama ha sido el presidente que más latinos ha deportado de la historia?

– Duele y duele mucho. En el 2012 fui a la Casa Blanca y le pregunté personalmente: “OK, ya pasaste la reforma de la seguridad social, ¿para cuándo la migratoria?” Reaccionó con mucha frustración y me dijo, “Giselle, no va a pasar… Los Republicanos no me lo van a permitir”. Me mató, sentí una decepción gigantesca como te puedes imaginar. Y el gobierno de ahora, del que estoy absolutamente en contra, me ha permitido poner a los dos presidentes frente a un espejo y no paro de pensar, con el control de las dos cámaras… ¿Por qué Obama no hizo nada cuando pudo hacerlo? Podría perfectamente haber hecho la reforma migratoria igual que hizo la de la salud… Al presidente actual, a quien ni respeto ni admiro, no hay quien le frene. Entonces miro atrás y pienso, ¿por qué no hizo lo mismo Obama?, ¿en qué momento se olvidó de los latinos y fuimos más deportados que nunca antes? Te digo con sinceridad: Obama es un buen hombre, tiene más clase que ningún político que haya conocido y me consta que tiene, para todo, la mejor de las intenciones. Con todo y todo, sigo creyendo que en aquel momento, fue lo mejor que pudo suceder para este país, pero le faltó experiencia política y le faltó convicción en esta materia, la importancia de la reforma migratoria. ¿Pudo haber hecho las cosas de forma diferente? ¡Absolutamente! ¿Es una gran decepción dentro de su legado? Por supuesto. Por un lado, creo que Obama era un idealista, pero por otro, no dejó de perder poder desde el momento en el que entró en la Casa Blanca: gobernadores, cámaras legislativas… ¿Le admiro? Sí… ¿Me hubiera gustado que hubiera hecho las cosas de otra manera, en especial para mi comunidad latina? Sí… Pero son realidades que hay que confrontar desde la serenidad y hay que vivir con ellas de cara al futuro para continuar avanzando.

– Tú que la conoces bien… ¿Qué hay en Michelle Obama que enamora a tantísimas personas de cualquier raza o país? Se ha ganado a casi todos… ¿Por qué?

– Porque es sincera y auténtica: no capitula ante nadie. No se tomó en serio las afecciones de ser una primera dama, como Jacky Kennedy, por ejemplo. No ha tratado de ser quien no es. Lo único que hizo fue quedarse junto a su hombre, apoyar en su sueño al amor de su vida y no dejó que toda esta experiencia le distrajera de eso o de ser la excelente mamá que es. Sus hijas han sido siempre su prioridad. Las ha mantenido tan privadas como le ha sido posible. Junto a su mamá, que vivía con ellos, creó un matriarcado en la Casa Blanca. Michelle verdaderamente ha usado la plataforma que se le dio para darle una voz a las niñas de este país, empoderarlas a través de la educación, mientras seguía muy pendiente de que su propia familia permaneciera unida… En este mundo tan pre-producido e incluso hipócrita, al final del día la gente valora a las personas que son auténticas, sinceras. Michelle Obama es lo que ves y creo que ese es su secreto. Es una mujer inteligente, auténtica y sin máscaras.

– Vamos, que si se presentara a presidente como tanta gente le pidió, tú le apoyarías…

Jajaja… Sí, definitivamente. Hoy por hoy, cuando miro esta nación tristemente tan dividida, ya no pienso en política, ni en azul ni en rojo… Ahora pienso: decente o indecente. Y Michelle Obama es decente. El partido demócrata ha perdido su camino, aunque mi corazón sigue creyendo completamente en los principios puramente demócratas. No creo en un gobierno que esté controlando desde demasiado cerca nuestras vidas, pero sí que se asegure que todos tenemos acceso a una educación pública de calidad, un servicio médico accesible y la posibilidad de realizar el sueño americano. Siento que mi partido se ha perdido…

– Eres judía, creciste en una enseñanza católica… ¿Practicas algún tipo de fe o espiritualidad?

– Me considero una persona muy espiritual. Aunque me criaron como católica, mi corazón se sintió arrastrado hacia el judaísmo cuando visité Israel en la guerra del 94. La fe de aquellas personas me cautivó. Volví, estudié judaísmo y celebré mi bar mitzvah a los cincuenta años. En lo profundo de mi corazón creo que hay un sólo Dios para todos y que, en el fondo, es el mismo. Mi filosofía de vida es lograr el mayor potencial de nuestras vidas dentro de la esencia de cada uno sin dejar que nada se interponga en el camino de alcanzar tu destino, aquello para lo que naciste… Suena fácil, lo sé, pero es lo más difícil que cualquier persona puede hacer, mujeres y hombres. Especialmente, a medida que vas madurando en la vida, llega un momento en el que te preguntas… ¿He hecho todo lo que siempre soñé que haría? ¿He expresado mi realidad como ser humano de la más alta forma posible? ¿He dejado de crecer porque he buscado la seguridad en mi zona de confort? ¿He dejado de hacer cosas por miedo a no conseguirlas o porque me parecían difíciles de lograr? Así que, volviendo a mi filosofía de vida… Cada mañana que abras los ojos, no importa a qué sepas que tienes que enfrentarte, continúa adelante porque Dios te ha puesto en este mundo por una razón y hay una misión que tienes que cumplir. Volviendo al judaísmo, me encanta que es una religión basada absolutamente en el servicio a los demás. Después de todo…. –Recapacita en voz alta- ¿Qué religión no lo es en el fondo de sus enseñanzas? Mi mensaje favorito del judaísmo es éste: siempre devuelve tus bendiciones a tu comunidad, give back. Y créeme que practico lo que predico. He regalado una infinitud de horas de mi vida haciendo voluntariado en infinidad de causas cercanas a mi corazón.

– Adoptaste a una niña guatemalteca, tu hija Talei. ¿Cómo llegó a tu vida?

– Jamás pensé en casarme o tener una famila. No quería hijos, mi carrera siempre fue todo para mí. Siempre andaba corriendo, amaba mi trabajo, hoy en Panamá, mañana Cuba, después Israel… Siempre en la cresta de la ola de las noticias que cambian el mundo. La última cosa que cruzaba mi mente era casarme. Recuerdo que un día Bárbara Walters me dijo: “Pon siempre a tu familia por delante, tu carrera sólo no te va a alimentar el alma, debes tener una familia…” Y yo la escuchaba y por dentro pensaba: sí, sí, qué te lo has creído… jajaja… Y seguí en un ritmo frenético hasta que entré en la década de los cuarenta. Entonces, después de diez años de vivir en Nueva York, regresé a L.A. para lanzar Access Hollywood. El entretenimiento era un mundo muchísimo más sencillo de todo lo que había hecho hasta ahora y mi carrera se frenó. Fue en esa época cuando conocí al que hoy es mi exmarido… Era amable, encantador, maravilloso… Así que dije, vamos a casarnos, será una bonita aventura. El tenía cinco hijos y yo quise que tuviéramos los nuestros. Pero había esperado demasiado y ya no sucedió. Así que decidí adoptar y lo único que pedí es que quería una niña que fuera latina. Cuando me hablaron acerca de esta bebé de Guatemala llamada Talei mi corazón dio un vuelco y dije: ¡sí! Ella es para mí…. –Recuerda mientras se iluminan los ojos.

– ¿Qué aportó tu hija Talei a tu vida?

– Uff… ¡Dios mío!, ¡ahora soy tanto menos egoísta que antes…! Mi vida giraba alrededor de mí misma y mi hija me enseña a diario el significado de lo que es el verdadero amor. Es divertido como Dios actúa, porque nos puso juntas y nuestras personalidades no pueden ser más opuestas en todos los sentidos. Pero la admiro demasiado y le agradezco que me enseñe lo que es el amor más allá de uno mismo. Y no vayas a creer que la maternidad es algo maravilloso como si fuera un cuento de hadas… Nada más lejos de eso. Es una lucha y un sacrificio constante. Ser mamá es duro, es muy muy duro. Más aún ser mamá soltera. Tu vida cambia radicalmente, tienes que renunciar a muchísimas cosas pero, a la vez, no lo cambiarías por nada del mundo. Es complicado. Lo que sí te digo es que mi hija es la razón por la que me levanto cada mañana. Ha recorrido un camino muy largo y soy muy feliz cuando la miro.

– ¿Fue el divorcio de tu exmarido un proceso muy difícil?

– Sí, porque cuando nos divorciamos todavía le quería mucho, es más, todavía le quiero y es el padre de mi hija.

– ¿Te gustaría volverte a enamorar?

Sí… Pero tendría que ser un hombre tan maravilloso y tan especial…

– De cara al futuro… ¿Qué te emociona?

– Pensar en los líderes latinos… ¿Cómo volvemos? Tenemos que crear nuevos líderes latinos en este país. Hemos sido muy inefectivos. Esta nación nos está contando un cuento acerca de quiénes somos y la idea se está comprando, cuando es una gran mentira y sólo sirve a un tipo de agenda política. A mi juicio, la única forma inteligente de encarar esta conversación de momento es de la mano de la economía. Solamente en los Estados Unidos, México ayuda a crear cinco millones de empleos. Nos quieren hacer creer que México depende de Estados Unidos para vivir, cuando es al revés. De lo que deberían hablar los americanos es de lo que somos: once millones de personas que suponen una mano de obra asequible para hacer que este país continúe creciendo. Económicamente, nos necesitan. Así que una de mis misiones más importantes es conseguir que cambie la percepción de los latinos en Estados Unidos, cambiar en cómo transmitimos el mensaje, porque lo que estamos haciendo, no está funcionando. No podemos conseguir que nos sigan tildando de criminales, cuando esa proporción dentro de nuestra comunidad es un porcentaje minimísimo, es minúsculo. No podemos comprar esa gigantesca mentira. Enfoquémonos en la realidad de nuestro poder en cuanto a la economía, los datos reales, no ficticios, de nuestra comunidad y tengamos mucho cuidado en cómo tratar a los demás países hermanos en vez de humillarles… Lograr eso, sería mi meta más importante de cara al futuro.

En cuanto a los negocios, estamos en un momento muy complicado. Las compañías que querían invertir en México o explotar sus marcas de aquí allá, no quieren hacerlo ahora por el momento político que nos toca vivir. A veces pienso, ¿no sería más feliz si monto un bed and breakfast en Ziguatanejo? –bromea riendo mientras acaricia a uno de sus muchos perritos.

Antes de irnos, Gisselle nos regala dos bellotas, una a Espe Abaroa (querida amiga común, quien coordinó la entrevista) y otra a mí, para que no olvidemos nuestro potencial en la vida. Ahora, cada vez que vea a una bellota, además de acordarme del jamón de Jabugo y, por qué no, de la ardilla de Ice Age, recordaré las sabias palabras de Giselle y soñaré con lo que tiene escondido, además de colesterol, el potencial figurado y divino de mi ADN.

Entrevista/Fotos: Nunu para NUNUPICTURES

Puedes seguirnos en nuestro Facebook Page 

También en instagram y en twitter

No dejes de visitar el enlace a la página de Giselle Fernandez

Agradecimientos especiales a Esperanza Abaroa y Cristina Abaroa


© Queda prohibida la reproducción total o parcial de este contenido, por cualquier medio o procedimiento, sin para ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito de la editora. Para obtener licencias o permisos de uso de artículos y fotografías o cualquier otro contenido de www.blogdelosangeles.com, por favor comuníquese con nosotros en el email nunupictures@icloud.com. Se permiten enlaces (links) a este sitio sin  permiso escrito previo,  siempre y cuando se identifique  que el usuario está vinculado a www.blodelosangeles.com. NUNU PICTURES se reserva el derecho de prohibir cualquier vínculo a este sitio si el mismo se considera inapropiado por cualquier razón. Gracias por su interés.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.