PATTY MANTEROLA, DESPUES DE LA TORMENTA VIENE LA CALMA

View Gallery
11 Photos
PATTY MANTEROLA, DESPUES DE LA TORMENTA VIENE LA CALMA

Serena y guapísima, así encontramos a Patricia Manterola después de una semana difícil que ya quedó atrás. ¿Quieres saber por qué? No te pierdas esta preciosa entrevista exclusiva para el Blog de Los Angeles.

PATTY MANTEROLA, DESPUES DE LA TORMENTA VIENE LA CALMA

Patty se encuentra en su mejor etapa, profesional y personal. ¿Qué es lo que más disfruta de este momento de su vida?: "La plenitud del amor… Porque la vida antes me había mandado señales de lo que podía ser, pero jamás había experimentado esto de un amor pleno y tangible con mi pareja, con mis hijos, el amor incondicional que vives cuando te conviertes en mamá..."

PATTY MANTEROLA, DESPUES DE LA TORMENTA VIENE LA CALMA

"Puedo pasar horas viendo a mi marido y a mis hijos dormidos, no hay nada que más me guste que ver a Forrest mientras duerme. Si despierto en mitad de la noche, me paseo por delante de cada camita de cada uno de mis hijos… Este milagro... El hecho de que nuestras vidas, la de Forrest y la mía, se hayan cruzado, que nuestros hijos estén ahí, no me la creo. Es impresionante. Es una abundancia de gratitud lo que siento…" Nos confiesa la atractiva cantante y actriz mexicana.

PATTY MANTEROLA, DESPUES DE LA TORMENTA VIENE LA CALMA

"Cuando mis hijos se disgustan por algo, su padre les reafirma cada vez: “la felicidad está en ti mi amor, nada ni nadie puede darte o quitarte la alegría porque siempre está dentro de ti, sólo depende de ti… ¿A ver? Muéstrame por qué eres feliz… ¿Qué se siente al ser feliz? ¿Qué se siente cuando tienes paz?” Y los niños, es asombroso cómo lo entienden y cómo reaccionan…"

PATTY MANTEROLA, DESPUES DE LA TORMENTA VIENE LA CALMA

¿Qué es lo que más ha aprendido la famosa interprete de "Que El Ritmo No Pare" junto a Don Francisco en su show Siempre Niños? ¡El ritmo! Según Patty, el ritmo que él impone al show hace que nadie quiera cambiar de canal.

PATTY MANTEROLA, DESPUES DE LA TORMENTA VIENE LA CALMA

"El balance dentro de estos siete años con Forrest, sería que los dos hemos hecho un crecimiento como seres humanos impactante. Como es un hombre que todos los días está en constante crecimiento personal, en la búsqueda de la armonía, que medita, que hace yoga, que reza, que estudia, que lee… Que está tan apasionado con la aventura de la vida y con su crecimiento, que tiene un balance tan impresionante, me deja el listón muy alto y a mí no me queda otra que seguirle"

PATTY MANTEROLA, DESPUES DE LA TORMENTA VIENE LA CALMA

Yoga, pilates, meditación, comida sana y mucho amor, son los ingredientes que mantienen el cuerpazo que tiene Patty Manterola después de tener a sus tres preciosos hijos, Lucca y sus mellizos, Alesso y Matteo.

PATTY MANTEROLA, DESPUES DE LA TORMENTA VIENE LA CALMA

¿Cómo definiría Patty Manterola el amor? "Es lo que somos. Es lo que somos todos los seres humanos en su más pura expresión. Pero a mí me vino a tocar vivirlo de película, en esta película que estoy viviendo. No hay nada más, nada menos, es todo. Es eso que sabes que tú puedes llegar a sentir, pero manifestado en algo visible, tangible, al alcance de tus manos..."

PATTY MANTEROLA, DESPUES DE LA TORMENTA VIENE LA CALMA

La mamá de la actriz es una fantástica abuela, siempre dispuesta a ayudar. ¿En qué se diferencia el amor de una mamá por sus hijos al de los hijos por sus padres? "Lo vives de otra forma, es como una cebolla llena de capas. A tus papás, al principio les amas con locura, son tus héroes; después de adolescente, les juzgas y los criticas; luego, como abuelos, les agradeces muchísimo y al fin llega por fin eso de “qué razón tenía mi mamá” –comenta riendo. - Es un amor que se transforma."

PATTY MANTEROLA, DESPUES DE LA TORMENTA VIENE LA CALMA

Aunque Patty extraña volver a la actuación, de momento su trabajo como presentadora de Telemundo le permite seguir muy cerca de sus tres hijos, que son su prioridad absoluta.

PATTY MANTEROLA, DESPUES DE LA TORMENTA VIENE LA CALMA

Después de una semana un poco tensa en los medios, Patty se aferra al presente y continúa adelante rodeada de bendiciones. ¡Gracias Patty! Seguiremos al pendiente de tus avatares. ¡Abrazos a la family y vuelve pronto a visitarnos en el Blog de Los Angeles!

Hace unos días leí un tweet de Patty Manterola en el que pedía disculpas acerca de unas declaraciones que estaban dando vueltas en televisión y que llegaron a convertirle en trending topic en las redes. No vamos a repetirlas aquí, porque agua pasada no mueve molino. Pero yo, conociendo a Patty como la conozco, tan pronto leí los comentarios supe que algo por el camino había quedado “lost in translation”. ¿Por qué? Sencillamente por eso, porque la conozco y Patricia Manterola no tiene ni un pelo de tonta. Quita ya que sea buena persona, que lo es, ningún profesional de su estatura hace esas tonterías y menos ella. Para los que nos gusta escribir guiones, diríamos que ese compartamiento estaba “totally out of character”. Así que le mandé un texto con un smiley, ¿¿pero hija, qué has hecho?? Y al explicarme ella y yo entender perfectamente la situación, le dije: “Oye, que aún no estás en mi Blog, te invito.” Y me contestó sin pensarlo: “Claro, nena, cuando quieras”.

Así que “heme aquí” en este fabuloso entorno al sur de nuestra queridísima ciudad de Los Ángeles, en una preciosa casa rodeada de este brillante amarillo que veis en las fotos, fruto de las intensas lluvias de este raro invierno en California que nos ha regalado la más florida de las primaveras. Como siempre, es un placer ver a esta familia que vi nacer, desde que un día Patty me llamó de pronto, de la nada, y me dijo: “Me caso” hace ahora siete años, en lo que yo pensé había sido un arrebato instantáneo de locura, hasta que ¡ah! Conocí a Forrest… El que conoce a Forrest Kolb no se vuelve loco, más bien, le entra un ataque de cordura. Sí, mide casi dos metros, es guapísimo, absolutamente educado y encantador, pero al hombre le ves poco, porque enseguida la luz que nace de él te deslumbra como si se hubiera tragado una bombilla. Es un tipazo, no. Lo que le sigue. Así que ahora, ocho años después, tres hijos más tarde, cualquier excusa es buena para darle un abrazo y además disfrutar un ratito de la compañía de estas cinco personitas tan especiales llamadas Patricia, Forrest, Lucca, Matteo y Alesso.

– Patty, vaya la que se lió en un momento con las declaraciones polémicas, que salieron al aire fuera de contexto, de una conversación mucho más amplia y profunda, y que al ser editadas perdieron todo su significado y cobraron otro.

-La verdad, sí. Estuve tantos meses en esta burbuja en la que vivo de paz y amor, completamente alejada de todo, de mamá y haciendo mi trabajo de La Voz Kids y Siempre Niños en Telemundo… Sin enfrentarme a esos medios que de pronto se vuelven amarillistas y sacan las cosas de contexto y esperan una frase para construir una historia a partir de ahí… Fue una entrevista que concedí siendo completamente transparente de mi vida, para hablar de mí, no de nadie, para hacer una reseña de mi carrera y de mi vida en un especial de cinco días, en una plática de dos horas en las que hablé mucho y que, a la hora de editar, cortaron las frases donde no tocaba y las sacaron completamente de contexto de lo que yo estaba queriendo decir…

– ¿Cómo te hizo sentir?

-Muy abrumada, muy apenada, porque involucró a otras personas que nada que ver… Al poner imágenes sobre mi audio editado, al poner imágenes de las personas que se mencionaron, con las frases cortadas, fue muy triste. Porque como entenderás, a esta altura de mi vida, ni ganas ni mucho menos necesidad de estar así en boca de nadie… En otra época quizá, cuando estás empezando, eso que dicen “que hablen de ti, aunque sea mal”… Ya no, Nunu, eso ya no. Por eso me pasó que sí me afectó bastante, porque fue muy injusto y nada que ver.

– ¿Qué hiciste cuando te diste cuenta que el asunto se te había ido de las manos?

– Obviamente lo primero que hice fue comunicarme con los involucrados con los que aún guardo contacto después de los años, en privado, mandarles un mensajito pidiéndoles perdón. Les dije: “lo siento mucho, me editaron, no reflejaron con los cortes lo que yo realmente estaba diciendo”. Reaccionaron muy bien, gracias a Dios, todos los que estamos en esto entendemos lo que te puede llegar a pasar.

– Si la gente supiera la importancia de la edición… Una de mis favoritas, al escribir, es la diferencia entre la respuesta “No tengo novio” a “No, tengo novio” jajaja, imagínate el lío que puedes armar en un momento….

– Y si además de la frase mal editada, empiezas a sumarle cosas y anécdotas antiguas etc que es lo que hicieron algunos medios, y a poner imágines sobre ello, pues ya nada que ver con lo que tú transmitiste y se crea un caos. Se volvió algo que me hizo arrepentirme de haber dado la entrevista… Pero también es un tirón de orejas a mí misma, porque fui muy naïf al recordar ciertas cosas que quizá no deberían haber salido de mi boca… -Y ríe al decir- Caray, me vi muy ingenua… Se me había olvidado el que hay que cuidarse tanto, pero yo vengo de la época más fabulosa de mi vida, donde en mi hogar todo es paz, todo es amor, todo es transparente y que pudieran transformar así mis declaraciones, o poner una luz deslumbrante en algo que se menciona en un minuto dentro de otra conversación, es que ni se me pasó por la cabeza, por eso no fui más parca…

Jo, lo que me da rabia de estas cosas, es que luego fastidian las entrevistas a los demás.

– Te digo algo, con todo el respeto y cariño, Nunu, me han buscado no sabes de cuántas revistas y medios para darle réplica a esto que pasó, al único medio, ni siquiera medio, a la única persona que considero además amiga, es con la que voy a hablar de esto que pasó, es contigo y YA.

– Se agradece, Patty. Como dicen en España, “borrón y cuenta nueva”.

– Sí, no más, nadie más. Uno: sé el respeto que tú tienes por la intimidad de las personas; dos: sé quién eres, sé lo que haces, el tacto y el gusto que tienes. Eres la única que ha seguido de súper cerca mi vida, también cuando conocí a Forrest, conoces a mis hijos que son lo más sagrado para mí… Entonces, gracias por esta entrevista.

Jajaja, ¡Encima! No hombre, ¡gracias a ti! Esto es lo que se llama, “publicidad gratuita”. Muchísimas gracias… No sabes qué feliz estoy de tu éxito de vuelta a un canal de televisión tan importante como Telemundo, no sólo por cómo eres parte otra vez de todos los hogares latinos en Estados Unidos, sino que además, es para trabajar junto a los niños y es algo que puedes ver y compartir con tus hijos… Los ratings de estos últimos proyectos en los que te involucraste “La Voz Kids” y “Siempre Niños” están siendo fabulosos…

– Es un regalazo… Tú ya sabes que cuando uno quiere manifestar algo en su vida, tiene que nacer en el pensamiento primero para que pueda realizarse lo que tu quieres, y yo le pedí al universo algo que me permitiera poder seguir cuidando de mi familia y que me dejara seguir pasando tiempo con mis niños, porque los estoy gozando de una manera impresionante, sin ser parte de esos otros proyectos que consumen todo tu tiempo, como una novela, una película, etc. Le pedí al universo: mándame algo que alimente mi faceta profesional, porque lo extraño mucho, el trabajar y sentirme productiva, ya que los nenes entran a la escuela… Y llegó La Voz Kids. Las grabaciones me permitían ir a Orlando por una semana, grabar seis programas y regresar con mis niños ¡mes y medio! Era perfecto. Volver a un programa número uno en ratings y con niños, que ahora al ser mamá tengo esa sensibilidad mucho más agudizada… ¡Un regalo! Al terminar, la cadena creó este proyecto de Siempre Niños y obviamente fue muy orgánico y natural que pensaran en mí para él… Estoy fascinada porque ver el talento de los niños que ha traído la producción ha sido verdaderamente una delicia.

– ¿Cómo está siendo trabajar al lado de un dinosaurio, en el mejor sentido de la palabra, de la televisión latina de los Estados Unidos como Don Francisco?

– Es impresionante todo lo que he aprendido de él. Es maravilloso verle trabajar, cómo se involucra en las juntas de producción, cuánto sabe de televisión, de producción, de timing… Cómo en el set está absolutamente pendiente de TODO, es una máquina. Si tengo que destacar algo de lo que aprendí de él, sería el ritmo que le pone al programa, es buenísimo en eso, no da opción a que la gente le cambie al canal. Yo al comienzo estaba nerviosa, quería hacerlo muy bien, sentía que incluso me apuraba demasiado, en el primer programa siento que corrí muchísimo, pero en un par de programas ya como que le agarré la onda y eso ha sido sin duda gracias a él. Así que yo, aprendiendo, como esponjita.

– ¿Cómo te las arreglas con los nenes cuando estás lejos?

– Tengo la suerte de que mi mamá, que es una abuela súper entregada, me dice: “Patty, hija, si tienes que trabajar, yo me agarro un avión y estoy ahí contigo”. Y como Forrest trabaja desde casa, que tiene aquí su oficina, está con ellos y súper pendiente. Viaja a los headquartes de su oficina en Seattle una vez al mes, un par de días y el resto desde aquí, así que hemos logrado un balance que para nosotros es perfección.

– Por más que sea por poco tiempo, de todos modos te será difícil dejar a los niños al irte al trabajar… ¿Cómo llevas la distancia?

– Mal y los niños también… No tengo nanas, ni ayuda en casa de ningún tipo, yo hago todo por ellos desde que nacieron, así me gusta que sea y ellos están muy acostumbrados a eso. Entonces, cuando me voy, aunque mi mamá toma mi lugar, y le adoran, le respetan y le hacen caso, no es fácil. Las primeras veces fue difícil para todos, pero poco a poco han entendido que está todo bien, ya saben que voy a trabajar pero que vuelvo, estamos en contacto por video todo el tiempo, incluso Lucca ya me sabe marcar de su Ipad, así que sabe que cuando quiere, ahí estoy siempre… -dice con una sonrisa.

– ¿Qué es lo que más estás disfrutando en estos momentos de tu vida?

– La plenitud del amor… Porque la vida antes me había mandado señales de lo que podía ser el amor, pero jamás había experimentado esto de un amor pleno y tangible con mi pareja, con mis hijos, el amor incondicional que vives cuando te conviertes en mamá…

– El amor de los hijos hacia los padres, ¿no es también incondicional?

– Sí, pero lo vives de otra forma, es como una cebolla llena de capas. Al principio les amas con locura, son tus héroes; después de adolescente, les juzgas y los criticas; luego, como abuelos, les agradeces muchísimo y al fin llega por fin eso de “qué razón tenía mi mamá” –comenta riendo. – Es un amor que se transforma.

– Hablando de amor, es impresionante todo lo que tu amor por Forrest ha manifestado en tu vida.

– Totalmente, me siento muy bendecida. Vamos a cumplir siete años de casados ya, ¿puedes creerlo?

Parece que fue ayer cuando cantaste el Ave María en aquella preciosa iglesia sobre un cenote en la Riviera Maya, que nos dejó fascinados a todos los que tuvimos la suerte de acudir a vuestra preciosísima boda. ¿Qué balance harías de estos años que tan rápido han pasado ?

– El balance sería que los dos hemos hecho un crecimiento como seres humanos impactante. Me mandó Dios no sólo un ángel, como hombre y como pareja, me mandó además un maestro de vida. Muchas personas piensan que la vida junto a tu alma gemela ha de ser fácil y sencilla y no es así. Cada día que pasa, como no soy ni mucho menos perfecta, Forrest en la convivencia se limita a poner una luz en las áreas de mi vida que tengo que mejorar. Como es un hombre que todos los días está en constante crecimiento personal, en la búsqueda de la armonía, que medita, que hace yoga, que reza, que estudia, que lee… Que está tan apasionado con la aventura de la vida y con su crecimiento, que tiene un balance tan impresionante, me deja el listón muy alto y a mí no me queda otra que seguirle, es bien difícil… Porque he walks the talk y me jala con él, me exijo muchísimo más y me muestra muchas áreas de mí en las que quizá me quedé, como le llaman los psicólogos, en mi zona de comfort, y por un motivo u otro, no había querido crecer. La convivencia saca todo a la luz y no queda otra que aprender.

– Sí, es mucho más fácil instalarnos en esas zonas de comfort que saber que tienes que cambiar pero, aunque nos hagan daño, es lo que más conocemos y donde nos resignamos a estar por muchas razones.

– Y pasa mucho en las parejas. De pronto, si dejas la lucha de tratar de seguir creciendo como seres humanos, te resignas, se conforman con lo que hay, con lo que tienes, ese lugar en el que no exiges nada más y se vuelve tu compañero de vida, que platicas, que vas, que vienes, pero sin exigirte más y sin crecer en el amor. Ahora, a mí me toca este hombre, al que ves cada día de su vida exigiéndose y luchando por ser la mejor versión de sí mismo… Invitándome todos los días a ser la mejor versión de mi misma, a seguir luchando… Ha sido fascinante y maravilloso para mi crecimiento como mujer, como ser humano. El es, sinceramente, un ángel.

– Lo sé. Es único.

– Y ya ver cómo se entrega a su familia, a sus hijos… ¡Como papá! Hoy justo hablábamos cómo también los niños son grandes maestros de vida, como la personalidad de cada uno hace eco de cierta manera en ti, según quién, te hace saltar ciertos botones y de pronto te preguntas… ¿Por qué estoy reaccionando así? Los niños son maestros al mostrarnos nuestras reacciones, somos nosotros los que tenemos que crecer. El que Forrest me diera su versión de todo esto, ha sido verdaderamente una delicia a la hora de educar a mis hijos desde el amor… -Recapacita unos segundos y continúa-. Ver como esta unión y este amor tan fuerte que sentimos entre los dos ha influenciado tanto a estos niños, en cómo piensan, cómo ven la vida… A veces les oigo hablar con su papá, les dice unas cosas y pienso wow, ¿cómo hubiera vivido yo mi vida si alguien me hubiera enseñado eso de chiquita?

– Como por ejemplo…

– Cuando se disgustan por algo, él les reafirma cada vez: “la felicidad está en ti mi amor, nada ni nadie puede darte o quitarte la alegría porque siempre está dentro de ti, sólo depende de ti… ¿A ver? Muéstrame por qué eres feliz… ¿Qué se siente al ser feliz? ¿Qué se siente cuando tienes paz?” Y los niños, es asombroso cómo lo entienden y cómo reaccionan… Hay algunas mañanas que me siento junto a Forrest a meditar y los niños se acercan en silencio y se sientan a nuestro lado… Cierran sus ojitos y bueno, qué te puedo decir. Se crea ahí un espacio de puro amor que yo pienso, wow… Con lo que estos niños están aprendiendo, de la forma que están creciendo… ¿qué será en un futuro de sus vidas? ¿Qué van a poder hacer con toda esta información, con todas estas “armas” que les estamos dando?… Aunque yo sí tuve mi proceso de crecimiento personal antes de conocer a Forrest, que por eso seguro llegó a mi vida, tengo que darle su lugar y confesar que Forrest es el pilar de esta familia que nos está jalando a todos a un lugar de paz muy especial.

– Cuando abres tus ojos por la mañana y contemplas la vida que has creado alrededor tuyo… ¿Qué sientes?

Uff… Gratitud. Puedo pasar horas viéndoles a todos dormidos, no hay nada que más me guste que ver a Forrest mientras duerme. Si despierto en mitad de la noche, me paseo por delante de cada camita de cada uno de mis hijos, les veo dormir y me quedo horas viéndoles… Este milagro de vida. El hecho de que nuestras vidas, la de Forrest y la mía, se hayan cruzado, que nuestros hijos estén ahí, no me la creo, Nunu. Es impresionante. Es una abundancia de gratitud lo que siento…

– ¿Cómo definirías ese amor que sientes? ¿Puedes?

– No hay palabras, pero deja que trato… Es lo que somos. Es lo que somos todos los seres humanos en su más pura expresión. Pero a mí me vino a tocar vivirlo de película, en esta película que estoy viviendo. No hay nada más, nada menos, es todo. Es eso que sabes que tú puedes llegar a sentir, pero manifestado en algo visible, tangible, al alcance de tus manos… No hay palabras.

– Pues lo has dicho bastante bien.

– Antes en mi vida lo había tocado de alguna forma, sabía que ahí estaba, pero ahora que se crea este entorno con mi pareja, mi casa, mis hijos, son como una extensión de un pedazo de mi corazón…

– Uno piensa que tener algo así en el hogar ha de volverte en cierto modo “invencible” ahí afuera, ¿no?

– Sí… Te da una base muy poderosa. Fíjate que, con todo esto que ha pasado esta semana, que fue un pequeño golpe que sinceramente me sacó de mi centro, lo primero que hice fue hablarle a Forrest y decirle: “amor, me siento tan apenada de esto que ha pasado, siento algo tan hermoso contigo, que siento que quizá no sé si debí haberlo hecho…” Tenía miedo que a él le hicieran ruido algunos de los comentarios, me sentía yo muy vulnerable… Él me contestó… “Amor ¿sabes con quién estás hablando, verdad?” –Patty lo dice y yo, como si estuviera oyendo esa voz al más puro estilo Forrest.- “Yo sé quién eres, yo veo tu esencia de amor puro, que no te haga ruido a ti. Haz lo que sientas que debas de hacer, pero yo te recomendaría que vuelvas a casa, regresa a quien tú eres. Lo que pasó, lo que hiciste, seguro es plan para algo más grande, aunque ahora no lo entiendas. Deja que el Universo lo use a su manera, que seguro que más adelante será para bien. Déjalo ir, ya pasó, el presente es lo único que existe”… Y ahí quedó, literal. Por eso, con esto cierro la puerta y seguimos adelante enfocándonos en todo lo bueno. Deal?

Deal. Que conste que algo bueno ya salió de todo esto, al menos para mí: que les he vuelto a ver, que les dí un abrazo después de muchos meses sin verles, que Lucca, Matteo y Alesso me regalon su cariño instantáneo y sus sonrisas; que compruebo lo lista que siempre ha sido Patty y que alcancé a inspirarme una vez más con un poco de esa Kriptonita que trae Superforrest de nacimiento… ¡Gracias familia! Cuánto aprendo de vosotros cada vez que os veo. Un abrazo enorme y que continúe la lluvia de bendiciones.

 

Entrevista/Fotos: Nunu para NUNU PICTURES

Puedes seguirnos en nuestro Facebook Page 

También en instagram y en twitter

No dejes de seguir a Patricia Manterola en su redes:

INSTAGRAM PATTY

FACEBOOK PAGE

 


© Queda prohibida la reproducción total o parcial de este contenido, por cualquier medio o procedimiento, sin para ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito de la editora. Para obtener licencias o permisos de uso de artículos y fotografías o cualquier otro contenido de www.blogdelosangeles.com, por favor comuníquese con nosotros en el email nunupictures@icloud.com. Se permiten enlaces (links) a este sitio sin  permiso escrito previo,  siempre y cuando se identifique  que el usuario está vinculado a www.blodelosangeles.com. NUNU PICTURES se reserva el derecho de prohibir cualquier vínculo a este sitio si el mismo se considera inapropiado por cualquier razón. Gracias por su interés.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.